Bamboo bodas
Bamboo Audiovisual | Cómo hacer vídeos para empresas
Aprende cómo hacer vídeos para empresas que sean de calidad y que lleven la imagen de tu compañía a grandes cotas de éxito gracias al detalle y buen hacer.
vídeos para empresas
17104
single,single-post,postid-17104,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Cómo hacer vídeos para empresas

Cómo hacer vídeos para empresas

Cómo hacer vídeos para empresas

Los vídeos para empresas son hoy en día recursos de marketing imprescindibles para cualquier compañía. Una producción corporativa que marque la línea de la organización es básica para dar una primera imagen óptima a los clientes potenciales.

Ahora bien, hacer un buen vídeo de empresa no es tarea sencilla. No es tan fácil como grabar unos planos con el móvil, montarlos con una música y poco más. Existe un trabajo importante detrás para que el producto sea realmente eficiente y productivo.

Los pasos para hacer vídeos de empresas

Hacer un vídeo de empresa de calidad requiere, básicamente, tres pasos, una vez se ha establecido un presupuesto para el proyecto:

  1. Pre-producción: atendiendo al presupuesto que se ha cerrado con la empresa, se comenzará a planificar el vídeo. Se prepara el guion, la escaleta, la prevención de imprevistos, la contratación de expertos en diversos campos, el plan de rodaje, etc.
  2. Producción: una vez está todo perfectamente planificado, comienza la fase de producción. En este caso, toca ir rodando todo lo establecido en guion y escaleta según el plan de rodaje previsto. Si hacen falta actores, figurantes y expertos, deben saber cuándo han de actuar, conocer su guion, etc. Se cuidará con esmero la luz, el sonido y todo cuando pueda surgir estará convenientemente previsto.
  3. Post-producción: una vez tenemos todo el material rodado según los planes previstos, llega el momento de editar para obtener el resultado final. Se observarán posibles errores en la grabación que se deberán subsanar o regrabar, etc. El caso es que el producto sea óptimo a tenor del presupuesto invertido.

Así es como se realiza un buen vídeo para empresas. Con todo bien claro desde el principio para que ni un solo detalle falte en el producto final. De esta forma, es seguro que tu compañía podrá lanzarse al mercado con una imagen de marca inmejorable y sobresaliente.