Bamboo bodas
Bamboo Audiovisual | Cómo pasar del cable a la televisión vía streaming
Aprende cómo pasar del cable a la televisión vía streaming con sencillos pasos que te faciliten disfrutar de nuevos y cómodos servicios con material audiovisual.
televisión vía streaming
16276
single,single-post,postid-16276,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Cómo pasar del cable a la televisión vía streaming

Cómo pasar el cable a la televisión vía streaming

Cómo pasar del cable a la televisión vía streaming

Hoy en día es posible ver televisión vía streaming por una cuota mensual, sin ningún tipo de contrato, sin necesidad de alquilar equipos específicos y sin tener que lidiar con posibles malos servicios al cliente.

Para ello, existen servicios como Netflix, Amazon Prime, Hulu, MLB, WWE Network y recientes anuncios como los de HBO, CBS, Nickelodeon y Dish Network Sling TV.

Cómo pasar del cable para disfrutar de televisión vía streaming

Uno de los primeros pasos que debes realizar para poder ver televisión vía streaming es comprobar que tu conexión a Internet lo permite. Una buena conexión de streaming necesita un rango de banda ancha compatible con el estilo de transmisión de, por ejemplo, Netflix.

Todas las conexiones y servicios de streaming sugieren velocidades de 5 Mbps, aunque para aquellas familias en las que se mira más de un programa o película a la vez no es suficiente. Esta velocidad consigue un flujo de vídeos de alta definición, pero probablemente tengas retrasos en la carga de la red si esta colapsa con otro tipo de tráfico.

Tambien es recomendable que pruebes tu velocidad de Internet en las horas pico de uso de streaming, aproximadamente entre las 6 y las 10 pm, para determinar si la conexión funciona correctamente bajo presión de tráfico pesado. Quizás tengas una conexión de 10 Mbps de descarga durante el día, pero que baje a unos 3 Mbps en la noche.

Consigue un dispositivo de streaming

Este es quizás el paso más costoso, pero seguramente solo implique el gasto de uno o dos meses a lo sumo, de lo que actualmente pagas por tu suscripción al cable.

Seguramente tengas un reproductor de Blu-Ray o un Smart TV, que ya tiene aplicaciones de streaming instaladas y estará bien para empezar, pero si tu intención es pasarte a la televisión vía streaming de tiempo completo, tendrás que adicionar un dispositivo construido especialmente para realizar la tarea.