Bamboo bodas
Bamboo Audiovisual | Para qué hacer un vídeo institucional
Aprende para qué hacer un vídeo institucional, cuáles son sus ventajas y funcionalidades y qué tienes que tener en cuenta para que quede perfecto.
vídeo institucional
16091
single,single-post,postid-16091,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Para qué hacer un vídeo institucional

Para qué hacer un vídeo institucional

Para qué hacer un vídeo institucional

Muchas son las razones por las que puedas necesitar un vídeo institucional. Pero recuerda que no es tarea sencilla, ni tampoco la podrás llevar a cabo en un par de horas.

Para la realización de un vídeo institucional tendrás que tener en cuenta algunos aspectos clave, lo que te permitirá lograr el objetivo que te propongas.

El vídeo institucional como herramienta de difusión es excelente. Podrás mostrar en tus grupos de interés qué es lo que hace exactamente tu empresa, cuál es su filosofía y qué es lo que propone a medio y largo plazo.

¿Por qué hacer un vídeo institucional?

Si tienes que responder a algún requerimiento de tus superiores y debes hacer un vídeo para la organización en donde trabajas, organízate y haz un buen plan de trabajo.

Lo recomendable en todos estos casos es no apresurarse.

La información que se mostrará y las estrategias que se harán visibles deben conseguir buenos resultados. De lo contrario será una pieza publicitaria que será relegada al fondo de un cajón, sin haber generado absolutamente nada de valor para el negocio, la empresa o el trabajo.

Más allá de las imágenes bonitas

Un buen vídeo institucional es una de las mejores presentaciones a las que puede aspirar tu empresa. Podrás demostrar la eficacia de tus servicios y mostrar por dentro a tu organización.

No solamente podrás hablar de tu negocio, sino que tendrás potestad para compartir tus planes y proyectos a largo plazo.

Fundamentalmente, deberás tener presente los siguientes consejos:

  • Enfócate en lo que quieres que se sepa de tu empresa.
  • Imagina tu vídeo antes de empezar a hacerlo.
  • Pregúntate qué información es imprescindible.
  • Estructura tu vídeo de forma que no se extienda más allá de los 4 o 5 minutos.
  • Determina con claridad cuál será tu público objetivo.
  • Realiza los cálculos necesarios para no excederte del presupuesto.
  • Conéctate para difundir tu vídeo.

Y recuerda, un buen vídeo institucional requiere profesionalidad y experiencia. ¿Conoces nuestros servicios? ¡Te podemos ayudar!