Bamboo bodas
Bamboo Audiovisual | Qué es comunicación audiovisual
Descubre qué es comunicación audiovisual y qué concepto engloba más allá del grado de formación que muchos confunden con este proceso.
Qué es comunicación audiovisual
17128
single,single-post,postid-17128,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Qué es comunicación audiovisual

Qué es comunicación audiovisual

Qué es comunicación audiovisual

Aunque mucha gente conoce la comunicación audiovisual como un grado formativo, en realidad la definición es otra. Veamos a continuación qué es comunicación audiovisual y a qué se refiere este término.

Qué es comunicación audiovisual: definición

Entendemos la comunicación audiovisual como una transmisión de mensajes que incluyen audio y vídeo, y que se realiza por medio de medios tecnológicos, que integran imágenes de diversos tipos y elementos sonoros igualmente variables.

Las imágenes transmitidas pueden variar y ser figurativas, abstractas o esquemáticas. Por su parte, el elemento sonoro puede variar entre sonidos, música, silencio o ruidos diversos.

Una productora de Murcia como Bamboo, la nuestra, básicamente se dedica a la comunicación audiovisual, ya que captamos elementos sonoros e imágenes y los transmitimos para hacerlos llegar al gran público.

La comunicación audiovisual en el mundo actual

La comunicación audiovisual en la actualidad implica que se han de integrar ciertos elementos para que pueda tener lugar. Sobre todo, es importante que haya un receptor capaz de decodificar o al menos recibir los estímulos sonoros y visuales que se emiten.

Por lo general, se usan símbolos que son acordados y reconocidos entre un emisor, que en este caso podría ser la productora Bamboo Audiovisual, pero también una cadena televisiva, por ejemplo, y un receptor, en estos casos nos referiríamos al público, a los espectadores, etc.

Como es lógico, este tipo de comunicación tiene ya hoy día un lenguaje propio y unos códigos concretos. Tras más de 100 años de historia, el receptor está muy habituado a recibir diversos estímulos según la clase de emisión, que puede ser una noticia, un vídeo corporativo, un spot publicitario, etc.

A día de hoy, se incluyen muy diversos productos audiovisuales según la industria que los crea. En nuestro caso, nos centramos en internet y en televisión, pero existen otros emisores, como el cine o los videojuegos, por ejemplo. Como podemos ver, cada uno tiene sus códigos particulares, muchos de ellos similares, otros singulares y propios de su medio.