Bamboo bodas
Bamboo Audiovisual | Quién es y qué hace un productor televisivo
Descubre quién es y qué hace un productor televisivo, una de las figuras más importantes de la televisión actual que engloba toda la producción.
productor televisivo
16225
single,single-post,postid-16225,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Quién es y qué hace un productor televisivo

Quién es y qué hace un productor televisivo

Quién es y qué hace un productor televisivo

El productor televisivo es uno de los cargos más altos de un programa de televisión y uno de los que más estrés generan. Esta es la persona que organiza los recursos técnicos y humanos, y es el responsable de los resultados de los productos televisivos.

Un productor no es la persona que desembolsa el dinero para la producción, pues de ello se encarga el productor ejecutivo. Pero sí es quien maneja las partidas de gastos y gestiona el dinero en los diferentes elementos que serán necesarios para poner en marcha el proyecto.

¿Qué hace un productor televisivo?

El  productor televisivo es quien controla todos los aspectos de la producción de un programa: las tareas de cada integrante del equipo, lo que se necesita para la producción, cómo conseguir los elementos, cuánto se puede gastar en contratar personalidades y también cómo se administran los gastos menores.

Esta es la persona que participa y toma decisiones en todas las fases de un proyecto televisivo.

Esquemáticamente, el trabajo de un productor televisivo consiste en:

  • Convocar a las reuniones para la planificación del programa.
  • Coordinar la elaboración del calendario de producción: preproducción, producción y postproducción.
  • Organizar el trabajo para dar continuidad a la emisión sin contratiempos.
  • Determinar los planes de trabajo, localizaciones de los rodajes y disposición de las partidas del presupuesto.
  • Gestionar la adquisición de productos y servicios necesarios para el rodaje y conseguir los elementos mediante “acuerdos de intercambio”, los que garantizarán la ejecución del programa televisivo con la mejor calidad y al menor coste posible.

Las tareas del productor televisivo pueden compararse a la dirección de proyectos empresariales. El cargo equivaldría a un director o jefe de proyecto, el que tiene la función de alcanzar un objetivo empresarial con una calidad determinada, en un tiempo determinado y a un coste previsto.

Sin embargo, se considera que en una producción televisiva la variable tiempo es la más importante, dados los altos costes que conlleva el rodaje.

Por ese motivo, se suele decir, con razón, que el cargo de productor televisivo es uno de los más estresantes que existen.