Bamboo bodas
Bamboo Audiovisual | Cómo rodar el vídeo institucional de una empresa
Descubre cómo rodar el vídeo institucional de una empresa usando los servicios de la productora audiovisual de Murcia Bamboo Audiovisual.
vídeo institucional de una empresa
18266
single,single-post,postid-18266,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Cómo rodar el vídeo institucional de una empresa

Cómo rodar el vídeo institucional de una empresa

Cómo rodar el vídeo institucional de una empresa

Vamos a rodar el vídeo institucional de una empresa. ¿Qué necesitaríamos y cómo haríamos para que quede bien y se adecúe a lo que busca la compañía? Aquí van algunos consejos para hacerlo de la mejor manera posible.

El vídeo institucional de una empresa

Ojo, un vídeo institucional, si bien se puede interpretar como un material de promoción, no lo es, o no debe ser diseñado como tal. Aquí hablamos del compromiso de la compañía, de su filosofía, de sus perspectivas, de cómo mejora la sociedad, cuáles son sus logros y su visión de futuro y qué la hace especial y diferente a la competencia.

Así pues, un vídeo institucional no solo se destina al público en general y al cliente en particular. También tiene como objetivo llegar a los empleados, directivos y allegados a una marca o a una empresa.

Se debe a que se busca crear unión, sentimiento de pertenencia y orgullo por el trabajo bien realizado. Por eso resulta tan interesante una creación como esta, porque permite que todos los actores que intervienen en los procesos productivos y en los servicios ofertados sientan que hacen algo valorable y motivador que les sirva como acicate para trabajar cada día mejor.

El paso a paso del vídeo institucional

Y ahora, para que todo usuario sepa cómo se logra un buen vídeo institucional, queremos que conozcas el paso a paso para que este material audiovisual permita que tu empresa alcance un nuevo nivel de éxito.

Para exprimir al máximo las posibilidades de éxito de tu negocio, vamos a crear una pieza de calidad con un desarrollo creativo óptimo. A través de imágenes bien captadas, una voz en off agradable y una música de fondo llamativa, todos los triunfos y adelantos de tu empresa, todos tus éxitos y sueños, van a quedar plasmados para la posteridad de forma que se pueda llegar a una ingente cantidad de público objetivo, tanto ajeno como de dentro de la organización.

Creación del mensaje

Lo primero en lo que vamos a trabajar es en el mensaje. ¿Qué queremos que sepa la audiencia sobre nuestra empresa? Debe quedar muy claro desde el instante cero. Para ello, crearemos un completo briefing de la compañía en el que se estipularán los mensajes, los objetivos, el presupuesto, la descripción de la marca, las necesidades y todo cuanto sea de interés para el diseño y edición del vídeo en cuestión.

El objetivo

Tras el mensaje, nos centramos en el objetivo. Recordemos que, como vídeo institucional, no puede ser la venta pura y dura. Es más bien un mensaje subliminal que muestre los beneficios del uso de los servicios y productos que fabrica o comercializa la compañía.

Sea como fuere, se ha de trabajar con el equipo de marketing para diseñar un objetivo claro y diáfano que promueva la finalidad buscada de forma adecuada y clara.

El estilo

El estilo del vídeo institucional de una empresa debe ir acorde a su filosofía. Para ello usaremos imágenes reales, personas que trabajen en la compañía y testimoniales de clientes, si fuera necesario.

La preproducción

Cumplidos todos los pasos previos y marcados los objetivos, comenzamos a trabajar en la filmación del vídeo. Toca buscar localizaciones, preparar el material, contar con el personal profesional que va a participar en las grabaciones, etc. Todo ello siguiendo un plan de rodaje con horarios, fechas, lugares, material, etc.

Las imágenes a captar

Siguiendo el plan establecido, sabremos qué planos hemos de grabar y en qué localizaciones debemos hacerlo. Así obtendremos imágenes de calidad, con la iluminación adecuada y la acción prevista.

La duración

Optamos siempre por vídeos de no más de cinco minutos, aunque lo ideal es que no superen los 2 o 3 minutos de duración para que resulten amenos de cara al público objetivo.

Voz en off y edición y postproducción

Y, por supuesto, hemos de contar con una edición final en la que añadir de todo, desde la voz en off adecuada a la música, la postproducción, sumando efectos y cualquier elemento que resulte necesario para tener el resultado buscado y ansiado.

A partir de aquí, debes saber que puedes empezar a trabajar en cuanto lo desees. Si haces clic en este enlace, nos puedes contactar, pedir un presupuesto sin compromiso y contarnos todo cuanto consideres importante. Así es como arrancaremos el trabajo del vídeo institucional de tu empresa que estás necesitando para triunfar.